¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Condenado a seis años de prisión por dos muertes

Elio Molloja fue sentenciado por las muertes de Maximiliano Rojas (19) y Tania Tolaba (20). Hasta que el fallo quede firme, seguirá en libertad. En diez días estarán los fundamentos.

Viernes, 12 de abril de 2024 01:02
ELIO MOLLOJA | EN LA SALA EN LA CUAL SE DESARROLLÓ LA AUDIENCIA DE LOS ALEGATOS.

Por ESTEBAN FRAZZI

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Por ESTEBAN FRAZZI

La jueza Cecilia Sadir dictó ayer la sentencia a 6 años de prisión para Elio Molloja más la inhabilitación especial para conducir cualquier vehículo con motor por 10 años, por ser considerado culpable del delito de "homicidio culposo en accidente de tránsito agravado por la ingesta de alcohol, un hecho, dos resultados en concurso ideal".

En el Tribunal en lo Criminal N° 2 del Palacio de Tribunales de la capital jujeña, la Justicia de la provincia condenó a Elio Molloja por el hecho sucedido el sábado 2 de julio de 2022 a las 19.50, aproximadamente, cuando el condenado conducía en sentido norte-sur un vehículo marca Ford Ecosport a alta velocidad por la ruta nacional N° 9 y embistió por detrás la motocicleta en la cual se desplazaba Maximiliano Rojas a la altura de la terminal de ómnibus de la capital.

Fue entonces que producto del impacto Rojas y Tania Tolaba, en ese entonces pareja de Molloja y quien iba en el asiento del acompañante de la camioneta, perdieron la vida. Horas después el personal de Seguridad Vial le realizó la prueba de alcohol al conductor del vehículo de mayor porte con resultado positivo de 2,04 gramos por litro de alcohol en sangre (g/l).

Casi dos años después de los hechos, en la jornada de ayer los tribunales jujeños fueron la sede de la última audiencia en la cual declaró el testigo que faltaba y comenzaron los alegatos de las partes.

El fiscal Diego Cussel en sus alegatos fundamentó el "homicidio culposo" agravado por el consumo de alcohol, apoyándose en las pericias llevadas adelante que, según su apreciación, determinaron que la camioneta Ford Ecosport al mando de Elio Molloja embistió por detrás a la moto conducida por Maximiliano Rojas, la arrastró varios metros por la cinta asfáltica, pasó por encima del rodado que terminó en un canal y finalmente el vehículo de Molloja volcó, con el agravante de que el protagonista dio positivo con 2,04 de alcohol en sangre.

De esta manera justificó su solicitud de una pena de 5 años de prisión efectiva y 10 años de inhabilitación para conducir.

Por su parte, la querella representada por Fernando Bóveda adhirió a los alegatos de la Fiscalía y solicitó 6 años de prisión de cumplimiento efectivo y 10 años de inhabilitación para conducir.

Finalmente, la defensa del acusado, Agustina Tula, basó su alegato en la presunción de inocencia de su defendido, un principio consagrado en la Constitución Nacional, y solicitó la absolución del inculpado, quien llegó a la audiencia de ayer en libertad.

"Por fin se hizo justicia"

Luego de la sentencia de la jueza Sadir que se constituyó como Tribunal unipersonal, la madre de Maximiliano Rojas, Mirta López, destacó el trabajo del fiscal de Cámara Diego Cussel y dijo sentirse "contenta, por fin se hizo justicia por la muerte de mi hijo. (Elio Molloja) Tuvo un año y siete meses libre, nunca estuvo preso. Pero gracias a Dios sé que mi hijo (Maximiliano) me ayudó, se pudo hacer justicia".

Además, López habló sobre lo que siente tras la irreparable pérdida de su hijo. "Yo no lo tengo a mi hijo. Un año y siete meses que sufro su ausencia, lo extraño demasiado y siento que hoy se hizo justicia. Es un alivio. Ahora va a poder descansar en paz. A pesar de que esos seis años de prisión que le dieron no me lo devuelven".

Por su parte, Estefanía, hermana de Maximiliano Rojas, también dio sus apreciaciones sobre la condena. Además de agradecer el trabajo del abogado querellante y de la Fiscalía, también tuvo palabras para "los amigos de mi hermano, a todos los chicos de rugby del plantel de Gimnasia, a los papás y a la gente que nos conoce agradecerles eternamente porque toda esta lucha no se hubiera realizado sin ellos, porque nosotros solos no hubiéramos podido".

Fernando Bóveda, abogado querellante, dio sus apreciaciones sobre la condena, asegurando que "tiene que ver con las pruebas que había, con el muy buen trabajo de la Fiscalía, impecable, y yo hice un aporte desde mi punto de vista solicitando el máximo de condena".

Por último, Bóveda dejó en claro un mensaje que piensa que le debe dar la Justicia a la sociedad. "Sostengo que hay que empezar a instalar desde los Tribunales la cultura de que quien mata estando ebrio tiene que cumplir condena efectiva", dijo.

Además, se trata de "un fallo que ha sido resonante por el resultado. Me parece importante porque le está mandando a la sociedad una señal de que no hay que manejar ebrio. Ojalá que todo esto sea un pilar para ir construyendo una cultura de no manejar alcoholizado. Me satisface este fallo porque no solo manda una señal a la sociedad, sino que va a empezar a hacer su duelo una madre que viene sufriendo, y mucho".

Con sentencia y en libertad

Elio Molloja continuará en libertad, situación que viene gozando desde la etapa de la investigación penal preparatoria, hasta tanto quede firme la sentencia. Los fundamentos de la condena se darán a conocer en el plazo establecido en el Código Procesal Penal de la Provincia, a partir de lo cual las partes podrán solicitar su revisión ante una instancia superior al Tribunal de juicio. Fernando Bóveda, abogado querellante de la familia de Maximiliano Rojas, explicó por qué razón sucede esto. “El fallo tiene que quedar firme, aún le queda (a la defensa) una vía recursiva donde se puede confirmar o alterar este fallo. Yo creo que va a ser confirmado. La jueza tiene que dar los fundamentos de la sentencia dentro de diez días y después tienen otros diez días para apelar”, explicó. Además, Bóveda explicitó su punto de vista con respecto a una pena ejemplificadora. “En el alegato hice un paralelismo con un flagelo que tenemos que es la violencia de género, que de tantas condenas que tuvimos por violencia de género ahora se instaló esto de que si uno toca a una mujer, va preso. Está bien porque no se justifica la violencia bajo ningún punto de vista en ninguna ocasión”, finalizó.