¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

12°
18 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El heroico acto de salvar una vida

Lunes, 13 de mayo de 2019 10:20

Todos podemos convertirnos en héroes y darle la oportunidad de vivir a otro ser que está sufriendo, pero primero hay que tener el súper poder de la concientización y la sensibilización. Poder que no muchos lo tienen, pero el que lo posee ya dio el sí para donar sus órganos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Todos podemos convertirnos en héroes y darle la oportunidad de vivir a otro ser que está sufriendo, pero primero hay que tener el súper poder de la concientización y la sensibilización. Poder que no muchos lo tienen, pero el que lo posee ya dio el sí para donar sus órganos.

Cuando una persona muere, lo que deja en la tierra son sus enseñanzas y valores. Generalmente, el cuerpo se entierra pero antes de ser enterrado, parte de él, puede seguir viviendo en otra persona.

Antes de morir, y también en vida, podemos salvarle la vida a otra persona que en estos momentos se encuentra sufriendo porque un órgano de su cuerpo no funciona bien y necesita ser reemplazado.

Para eso, solo tenemos que tomar conciencia y darle la importancia que se merece a este tema que nos involucra a todos. Es que a cualquiera le puede pasar que, a raíz de una enfermedad o accidente, precisemos de un donante de órganos.

Hay más de 10 mil personas en el país que se encuentran esperando un trasplante. Algunos desde hace muchos años lo precisan y cada día se levantan pensando en que su superhéroe o superheroína donante aparecerá para salvarlo. Lamentablemente algunos luchan hasta el final y parten al cielo esperando ese milagro.

Lo más doloroso ocurre en los niños que desde que nacen tienen complicaciones en su salud y viven sus primeros años de vida atados a cables y otros artefactos que deben colocarle en un hospital para seguir con vida. Aun así, y como todo niño, ellos no dejan de sonreír aunque no viven la vida como cualquier otro chico.  Algunos se van al cielo y se convierten en angelitos.

Donar un órgano es donar vida, es darle la posibilidad a otro ser que sufre de continuar con su vida. De volver a sonreír y de ser feliz. Es dejarle algo tuyo a otra persona que fue atormentado toda su vida por un problema de salud y que espera tu ayuda solidaria para salir adelante.

Una vida que termina puede darle continuidad a otra que renace a partir de ese gesto. Con el solo hecho de manifestarle ese deseo a tus seres queridos podés cambiar la historia de otra persona. Aunque es mucho mejor inscribirse como donante ingresando a la página web del Incucai, que es el ente a nivel nacional que regula estas acciones de amor.

Todos los días hay un niño, joven o adulto que ingresa a una temible lista de espera para recibir un trasplante que a veces nunca llega y en otros casos llega tarde. Aunque los finales felices también existen, a pesar que suene un poco egoísta porque, casi siempre pasa que, una persona tiene que morir para que otra se salve gracias al órgano que le donó. Pero no muere, sigue viva en otro ser.

En Jujuy la asociación “Jujuy Da Vida” que está compuesta por un grupo de personas que fueron trasplantadas y otras que ya recibieron un trasplante trabaja incesantemente en esta problemática soñando crear un Jujuy más consciente sobre este flagelo que, como dije más arriba, puede afectarnos a todos de forma directa y en primera persona. Se puede buscar a la institución mediante su página de Facebook que se llama como su nombre.

También, existe otra página de Facebook que funciona a nivel nacional y se llama “Los órganos no van al cielo” que también trabaja difundiendo casos a fin de concientizar y sensibilizar a través del potente alcance que tienen las redes sociales.

Y así como ellos lo dicen, “los órganos no van al cielo”, pueden quedarse acá y salvar una vida. Hoy convertite en héroe, inscribite para donar un órgano y si te toca irte al cielo, dejá una parte tuya en una persona que sufrió mucho y necesita de tu acto solidario. 

Temas de la nota