¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

10°
18 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El Instituto Nacional del Teatro contra la "ley ómnibus"

Gustavo Ramírez, representante del INT en Jujuy habló sobre las consecuencias de la normativa.El DNU, en su versión actual, deroga leyes fundamentales para el desarrollo cultural del país.
Martes, 16 de enero de 2024 01:04

SILVIA HERRERA

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

SILVIA HERRERA

En un contexto de incertidumbre y preocupación para el sector cultural argentino, el Instituto Nacional del Teatro (INT) se pronunció enérgicamente contra la denominada "ley ómnibus". Este proyecto de ley, que aborda diversas áreas, incluida la cultural, ha generado gran inquietud en instituciones como el INT, que desempeña un papel crucial en el apoyo y desarrollo de las artes escénicas en Argentina. En una reciente entrevista en el ciclo online "El Matutino" de El Tribuno Plus, Gustavo Ramírez, representante del INT en Jujuy, expresó con preocupación los impactos que esta ley podría tener en la institución y en el panorama cultural del país. Sus declaraciones reflejan la magnitud de las consecuencias que se avecinan, no solo para el INT sino también para otras entidades culturales.

"En el paquete de la "ley ómnibus", se aborda el sector cultural, y no solamente nos afecta a nosotros, sino también al Fondo Nacional de las Artes, al Inamu (Instituto Nacional de la Música), al Incaa (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) y como consecuencia a la Escuela de cine", advirtió Ramírez. La normativa, en su versión actual, deroga leyes fundamentales como la N° 24.800, que creó el Instituto Nacional del Teatro, y la N° 1.224, que dio origen al Fondo Nacional de las Artes. Estas leyes, con décadas de trayectoria, representan pilares esenciales en el desarrollo cultural del país.

El impacto de la "ley ómnibus" se extiende más allá del ámbito teatral. Ramírez subraya que la ley afecta las asignaciones específicas para la cultura, poniendo en riesgo la capacidad de ejecución y asignación de recursos.

"No solo se trata de afectar al ámbito teatral, sino que también se quitan estructuras cruciales en la Ley Nacional de Cine, como la escuela", enfatizó Ramírez. Así, la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, vital para la formación de nuevos talentos, se vería afectada por la eliminación de su estructura en el nuevo formato de la ley, poniendo en riesgo la continuidad de las sedes regionales.

Uno de los aspectos más críticos es la repercusión directa en el financiamiento de proyectos culturales. Ramírez destacó que las asignaciones específicas para la cultura provienen de la pauta publicitaria y del juego, no de impuestos directos de la ciudadanía. Este financiamiento representa solo el 0.2% del PBI nacional destinado a la cultura, lo que demuestra la relevancia de estos recursos para el sector.

El representante del INT en Jujuy, también resaltó la importancia de los subsidios para mantener la actividad cultural en marcha. " El INT Jujuy trabaja con 10 espacios independientes, de los cuales solo dos reciben un subsidio directo para su funcionamiento", señaló. Estos subsidios son mínimos, destinados a cubrir gastos básicos como luz, gas y agua, son esenciales para garantizar la supervivencia de estos espacios.

Ante este escenario, surge la pregunta de cómo el Instituto Nacional del Teatro y otros organismos culturales planean afrontar la situación. Ramírez explicó que, a nivel nacional, están participando en asambleas y acciones junto a otras instituciones culturales para visibilizar el impacto real de la ley. A nivel local, se llevan a cabo acciones artísticas y asambleas de teatristas para concientizar a la comunidad sobre las consecuencias.

En cuanto a las medidas a tomar, Ramírez mencionó el diálogo con legisladores para dar a conocer el impacto real a nivel federal. "Queremos que los legisladores entiendan que no en todas las provincias hay una calle Corriente, y que hay lugares en donde los pibes que quieren formarse en teatro no tienen un ámbito adecuado y lugares donde no tienen acceso al teatro y para eso está el INT", expresó.

A pesar de la incertidumbre, Ramírez destacó la unidad de la comunidad artística en la defensa de los derechos culturales.

En el cierre de la entrevista, Ramírez subrayó la importancia de la cultura y cómo esta no solo afecta a los artistas, sino a toda la sociedad. "El arte es un capital intangible que nos sensibiliza, nos hace pensar y nos hace ver la sociedad de otra forma", afirmó.

En conclusión, el pronunciamiento del Instituto Nacional del Teatro refleja la profunda preocupación por las implicaciones de la "ley ómnibus" en el panorama cultural argentino. La defensa de la autonomía y los recursos destinados a la cultura es un llamado de atención no solo para el sector teatral sino para todas las manifestaciones artísticas que contribuyen al enriquecimiento del patrimonio cultural del país. La sociedad argentina, a través de sus representantes, deberá considerar cuidadosamente el impacto de esta ley en el tejido cultural y artístico que forma parte integral de su identidad.

 

Temas de la nota