¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Servicio de colectivos será normal el “finde” largo

Dirigente gremial dijo que autoridades se comprometieron a saldar deuda salarial el martes próximo. La medida de fuerza de la víspera se cumplió desde las 15. El miércoles había comenzado a las 19.

Viernes, 13 de octubre de 2023 00:05

Tal como había ocurrido el miércoles desde las 19, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) seccional Jujuy realizó ayer una "abstención de tareas" desde las 15 en el servicio de transporte de corta y media distancia de la provincia, debido a la falta de pago del sueldo de septiembre ajustado a la nueva escala salarial. Desde esa hora, ningún colectivo urbano e interurbano circuló, cuando los servicios se brindaron normalmente en horas de la mañana.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Tal como había ocurrido el miércoles desde las 19, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) seccional Jujuy realizó ayer una "abstención de tareas" desde las 15 en el servicio de transporte de corta y media distancia de la provincia, debido a la falta de pago del sueldo de septiembre ajustado a la nueva escala salarial. Desde esa hora, ningún colectivo urbano e interurbano circuló, cuando los servicios se brindaron normalmente en horas de la mañana.

"Se viene el fin de semana largo, el Día de la Madre y los compañeros todavía no terminan de percibir los salarios. Necesitamos que las empresas cumplan con sus obligaciones", expresó el referente del gremio, Sergio Lobo, antes que se informara desde la UTA que el servicio se cumplirá normalmente el fin de semana largo, y que debido a los feriados será brindado por un número reducido de unidades.

"Se nos dijo que el martes van a cancelar los salarios de los trabajadores, y es por eso que levantamos la medida. Esperamos que cumplan con su palabra", indicó el dirigente Nicolás Abet a este matutino anoche.

"Este fin de semana va a haber transporte normal, pero veremos el día martes. Si ese día no cumplen, volveremos a la medida pero mucho más fuerte, ya iremos por las 24 horas o 48 horas, depende de la dificultad", expresó.

Indicó que uno de los motivos por el que decidieron flexibilizar la medida se debe "al festejo por el Día de la Madre, en el que toda la gente sale y además también por el fin de semana largo en el que las personas quieren relajarse un poco, y bueno, la falta de transporte también iba a ocasionar problemas".

"Como hubo también una palabra empeñada por parte del Gobierno de la Provincia, así como del gobierno municipal, que dijeron que el día martes ellos iban a habilitar todos los medios necesarios para que se les cancelen los sueldos a los trabajadores", se trabajará este fin de semana, apuntó.

En tanto Lobo, en horas de la mañana, había afirmado que las empresas de colectivos "no terminaron de pagar" los sueldos con el aumento estipulado y añadió que "se han cumplido las 24 horas de espera que nos pidió el Gobierno provincial, lo que consideramos un tiempo prudencial".

Apuntó que los sueldos debieron estar depositados el jueves pasado y ya ha transcurrido una semana sin que se haya efectivizado el pago.

"De esta manera, el servicio de transporte de corta y media distancia en toda la provincia estará suspendido desde las 15 de hoy (por ayer), mientras los delegados evaluarán los pasos a seguir los próximos días", había señalado.

Gran desconcierto en los usuarios

Al igual de lo que había ocurrido el miércoles a la noche, el paro concretado ayer desde las 15 por los colectivos urbanos -otra vez en forma intempestiva- desconcertó a los usuarios, muchos de los cuales esperaron por más de una hora en las paradas sin que apareciera ninguna unidad. Una vez enterados de la nueva medida de fuerza, optaron por medios alternativos para llegar a la casa, a la escuela o a los trabajos.

En julio la UTA había firmado un acuerdo por un salario total conformado de $404.000, proporcional al tiempo trabajado, a partir del 1 de septiembre de 2023, luego de varias medidas de fuerza en el Área Metropolitana de Buenos Aires y en el interior del país. Las protestas se realizaron ante la imposibilidad de las empresas de afrontar la nueva escala salarial, si tanto la Nación, las provincias y los municipios no actualizaban los subsidios que otorgan al sector.