¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

10°
18 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Maratón de ingenieros por los niños de Doncellas

La actividad deportiva se llevó a cabo en San Pablo de Reyes para ayudar a los pequeños de la localidad puneña.
Lunes, 20 de junio de 2022 01:02

Cuando se fusiona una acción noble con el espíritu deportivo y el corazón palpita fuerte al ritmo de la solidaridad, el gesto se vuelve inmenso y merecedor de reconocimiento. Es que días atrás, la quietud de San Pablo de Reyes se vio movilizada por una fiesta atlética donde un grupo de corredores concretó un maratón solidario organizado por el Centro de Ingenieros de Jujuy a beneficio de los niños de la escuela 121 "Ingenieros Argentinos" perteneciente a la localidad de Doncellas, Cochinoca.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Cuando se fusiona una acción noble con el espíritu deportivo y el corazón palpita fuerte al ritmo de la solidaridad, el gesto se vuelve inmenso y merecedor de reconocimiento. Es que días atrás, la quietud de San Pablo de Reyes se vio movilizada por una fiesta atlética donde un grupo de corredores concretó un maratón solidario organizado por el Centro de Ingenieros de Jujuy a beneficio de los niños de la escuela 121 "Ingenieros Argentinos" perteneciente a la localidad de Doncellas, Cochinoca.

ATLETAS EN ACCIÓN | EL MARATÓN SOLIDARIO SE CONCRETÓ CON GRAN ÉXITO Y MUCHAS EMOCIONES EN SAN PABLO DE REYES.

La movida competitiva dejó en claro que, más allá de lo saludable y del gran aporte al bienestar de las personas participantes, se cumplió la premisa de ayudar, por sobre todas las cosas. Esta gestión nació desde un esfuerzo que vio la luz hace 38 años y que se mantiene vigente, renaciendo en cada año con un afecto que traspone el aparato meramente deportivo para pasar a ser una acción de amor, desde lo humano. Gracias a esta idea que cobra gran valor y se reinventa, los niños de la Puna sonríen a los ingenieros que apadrinan su educación y que, junto con el Colegio e Incotedes, resguardan la conexión y colaboran para mejorar su formación integral en aquel rinconcito de la Puna, tan lejano pero tan valioso al mismo tiempo. Pero el velar por el bienestar de los estudiantes tiene su historia.

EXPERIMENTANDO CON CIENCIAS

En el año 1984, el Centro de Ingenieros de Jujuy inició un ciclo de visitas a los distintos departamentos a fin de lograr la integración provincial. No obstante, cuando a 40 km de Abra Pampa, un grupo de profesionales descubrió esta institución escolar, decidió ayudarla, sin dudarlo ni un instante. "Los niños de Doncellas son herederos de nuestros primeros defensores de la patria. Es una zona bien sufrida por el clima, pero siempre nos esperan con amor", aseguró Farid Astorga, presidente del Centro de Ingenieros de Jujuy.

Allí, la calidez de los habitantes se muestra en el agradecimiento permanente, en la alegría que tanto los niños como sus familias comparten a pesar de las muchas dificultades que puedan pasar. "Es gratificante poder acercarles nuestro apoyo, pero no como un hecho de que vamos a verlos en determinada época y nada más, sino porque siempre es una obligación moral estar en comunicación", aseguró Astorga sobre esta acción fortalecedora de vínculos y abierta a la emoción.

MIRADAS TRANSPARENTES | REALIZAN SUS TAREAS ESCOLARES CON DEDICACIÓN.

"Después de conectar con los chicos, uno vuelve muy contento. Ellos nos reciben con una sonrisa que es lo que muchas veces buscamos", comentó. Y es que son varias las generaciones de alumnos que pasaron por las aulas de esta escuela destinataria del firme compromiso que ellos -como ingenieros- mantienen vivo. "Yo la primera vez que fui en el año 2012, conocí a un padre que me comentaba que años anteriores uno de sus hijos que había estudiado allí, ya había ingresado a la universidad y estaba siguiendo el camino para ser ingeniero, impulsado por los colegas que lo visitaron en su momento. Eso queremos transmitir; la posibilidad de que con esfuerzo, dedicación y sacrificio, se puede avanzar", recordó.

Es así que estos relatos nutren mutuamente tanto a los niños de Doncellas como a los profesionales de la ingeniería que comparten la experiencia gratificante de saber que los pequeños crecen incentivados para progresar personal y profesionalmente. "Uno se siente orgulloso de poder sembrar la semillita de la motivación, de esas ganas de estudiar y de abordar un campo tan fructífero como lo es la ingeniería", finalizó el presidente de la entidad que continuará recibiendo alimentos no perecederos y útiles escolares hasta el 23 del corriente en el 1° piso de Belgrano 969, ya que la entrega de los mismos tendrá lugar un día después.

Los ganadores

Con el ánimo encendido por hacer que la ayuda se manifieste a través de una actividad saludable en el marco de una jornada de confraternidad, resultaron ganadores de la carrera general de 10 km Manuel Jara, Martín Carrazana y Cristian López. Ellos lograron el primero, segundo y tercer puesto, respectivamente; mientras que en categoría damas, el primer lugar fue para Ivana Mamani; el segundo lo obtuvo Mariela Vargas y, cerrando el podio, Sara Galán.

En tanto que en los 4 km de la categoría masculina, Manuel Fernández fue el primero en llegar a la meta y luego Máximo Vera y Nico Julián fueron los atletas que se ubicaron en la segunda y tercera posición. Asimismo, en damas se impuso Gisela Rodríguez, y Roxana Cueto y Mariela Guardia se llevaron los laureles en segundo y tercer término. Cada corredor que dijo presente en la convocatoria dejó su donativo a modo de inscripción para formar parte de esta acción aplaudida desde la empatía colectiva y, que sin dudas, conllevó una impronta social donde todos los involucrados dieron lo mejor de sí para que sea un verdadero éxito.

“Hicimos una carrera de 4 km y de 10 km con el objetivo de poder recaudar alimentos no perecederos y útiles de librería para la escuela de Doncellas”, aseguró Patricia Mollata, integrante de la comisión directiva del Centro de Ingenieros de Jujuy y coordinadora del maratón que se concretó con todas las medidas de seguridad establecidas, puesto de hidratación y presencia de Same y de la Policía de Jujuy emplazados en el predio del Colegio de Ingenieros en San Pablo de Reyes.