¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
19 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Pasaron más de 3 años sin saber nada de una mujer

Pese a la intensa búsqueda de los efectivos, hasta el momento no se pudo establecer su paradero.
Martes, 16 de abril de 2024 01:00
DESAPARECIDA | MARÍA ANGÉLICA RODRÍGUEZ.

NORA RUIZ

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

NORA RUIZ

Se cumplieron tres años de la misteriosa desaparición de María Angélica Rodríguez, la abuela que residía en barrio Las Maderas de la ciudad de San Pedro de Jujuy y a la que cariñosamente la gente la llamaba "Centavito", por la costumbre que tenía de pararse en la puerta de su casa a pedir una monedita o algún dulce a quienes pasaban por la vereda.

 

La mujer convive con un retraso madurativo y se habría ido de su casa, tras un descuido de sus familiares.

 

Pese a la intensa búsqueda, los efectivos policiales no pudieron dar con su paradero y hasta la fecha, todo un misterio gira en torno a su desaparición.

Transcurría la mañana del lunes 12 de abril de 2021, cuando familiares de María Angélica Rodríguez, al observar que la reja ubicada en la puerta de ingreso a la vivienda estaba abierta, advirtieron que la abuela, conocida por la comunidad vecinal con el apodo de "Centavito", no estaba en el interior, por lo que de inmediato salieron a buscarla, radicando la denuncia en la Seccional 48º de barrio Patricios de San Pedro, donde de inmediato se activó el protocolo de búsqueda de persona, para establecer su paradero.

Efectivos de las distintas comisarías y de las unidades especiales de esta ciudad y otras de la capital provincial, participaron del intenso rastrillaje.

Personas indicaron a la Policía que la habían visto caminar por barrio La Merced, por lo que el operativo se intensificó en el sector, con registros domiciliarios en casa de familiares.

También se realizó un rastrillaje y recorrido por la zona conocida como la "Tierra prometida", ubicada a 8 km de la ciudad.

Se pudo establecer que a abuela María Angélica Rodríguez convive con un retraso madurativo y solía salir a pedir por las calles.

Para no tenerla encerrada y sin que pudiese ver a la gente, algo que a ella le gustaba mucho, familiares hicieron colocar una puerta reja y por allí, solía asomarse a saludar a los que pasaban y pedir moneditas, hojitas de coca o un caramelo.

Todos al pasar, le regalaban algo, pero ese día alguien olvidó la puerta abierta, la abuela salió y hasta la fecha continúa desaparecida.

La mujer salió de su casa vistiendo un buzo de lana color rojo sin dibujos, pantalón largo de tela floreado, color celeste y fucsia, chinelas de color rosado.