¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
21 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Iglesias y templos abrirán desde mañana

Desde mañana se podrá ir a rezar u orar en los templos respetando las medidas sanitarias y la terminación del DNI.
Viernes, 08 de mayo de 2020 01:03

A partir de mañana las iglesias y templos podrán abrir sus puertas aunque no se permitirá celebrar misa ni ceremonias litúrgicas y no podrá haber más de la mitad de la capacidad de cada espacio.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

A partir de mañana las iglesias y templos podrán abrir sus puertas aunque no se permitirá celebrar misa ni ceremonias litúrgicas y no podrá haber más de la mitad de la capacidad de cada espacio.

La provincia de Jujuy cuenta con un 80 por ciento de la población que profesa la religión cristiana, de los cuales cerca del 60% son católicos y cerca de un 30% son evangélicos, los restantes pertenecen a credos con menor convocatoria como la religión judía, budistas, entre otros.

La situación de la cuarentena cambió el hábito en el que una gran cantidad de personas profesa su fe, si bien esta actividad no fue considerada como algo esencial por lo que estuvo sin habilitación hasta ahora, pero desde mañana sábado rige la reapertura de los templos.

La medida fue bien recibida por los líderes religiosos.

El obispo César Fernández dijo que será una forma de apoyar a la comunidad en este momento tan difícil y el pastor evangélico Daniel Gutiérrez calificó como positiva y aseguró que cuenta con la admiración de muchas entidades religiosas del país.

El director provincial de Culto, Jorge Pereira, indicó que en la jornada de ayer se reunió con el Comité Operativo de Emergencia (COE) para acordar el protocolo que regirá ante la reapertura de iglesias y templos.

Aseguró que estas instituciones deberán cumplir con el protocolo sanitario que establece respetar la distancia social de un metro y medio entre las personas, no se podrán tocar objetos como imágenes.

Las iglesias y templos deberán garantizar la provisión de alcohol en gel y trapos de piso con lavandina en los ingresos y todas las medidas de limpieza que eliminen la probabilidad del contagio del virus.

No se permite más del 50% de.la capacidad de los templos o iglesias. Serán los sacerdotes o pastores lo que deberán administrar el tiempo de permanencia de los fieles de acuerdo a las necesidades de apoyo espiritual de cada caso. Los fieles podrán rezar u orar en el caso de las iglesias evangélicas y mantener diálogo con sus pastores.

No se pueden hacer reuniones ni brindar misa que conlleva el agrupamiento de personas que podría ser un foco de contagio del virus.

Pereira dijo que es responsabilidad de las iglesias la administración de las medidas sanitarias necesarias en esta primera etapa de la flexibilización de la cuarentena.

"Indudablemente es necesario eliminar toda posibilidad de contacto entre los fieles y los pastores, estas situaciones siguen suspendidas por el riesgo que conllevan", acotó.

Aclaró que las visitas se deben realizar respetando los días de circulación que le corresponda a cada ciudadano de acuerdo la terminación de su DNI en par o impar.

Para finalizar dijo que "lo importante es comprometerse tanto pastores como fieles a tener los cuidados necesarios que nos permitan cuidarnos unos a otros y no se generen focos de contagio".

40% aumentó la demanda en comedores

OBISPO CÉSAR FERNÁNDEZ 

El obispo César Daniel Fernández indicó que la medida de reapertura de las iglesias es favorable y aseguró que durante la cuarentena la Iglesia trabajó aunque las puertas estuvieron cerradas. Dijo que la demanda de alimentos en los comedores aumentó un 40%. “Nos parece positiva la posibilidad de que la gente entre a las iglesias para realizar su oración personal, ya que en estos momentos es tan importarte la fe que ayuda a fortalecer a las familias en todas sus luchas”, expresó el obispo.

Dijo que los jujeños no tenemos problemas de salud haciendo referencia a que no hay circulación local del virus, aunque indicó que los problemas económicos no faltan en la mayoría de las familias. En cuanto a los servicios que brinda la iglesia en la cuarentena indicó que continuarán con la realización de las misas de forma virtual y que desde el sábado se ofrecerá el servicio de la confesión y charlas entre los sacerdotes y los fieles tomando las medidas sanitarias pertinentes y sobre todo respetando la distancia. 

En referencia a la población de adultos mayores, el obispo dijo que “a los abuelos les decimos mejor quedate en cada, trataremos de hacer acompañamiento por teléfono o por otro medio”. “Vamos a poner un corralito para que las imágenes no se toquen y evitar todo tipo de contacto que genere un riesgo”, adelantó. Por otro lado, informó que la acción social de la Iglesia continuó pese a que las iglesias estuvieron cerradas, “estamos trabajando a través de los comedores y otros servicios de provisión de alimentos. Estamos activos y trabajando más que nunca”. 

Aseguró que la demanda en comedores aumentó en un 40%. Ante lo cual indicó que están coordinando con el Ministerio de Desarrollo Humano la provisión de alimentos para no superponerse. “Desde Cáritas estamos relevando la necesidad y buscando recursos para sumar a cada acción de asistencia”. Otra acción de Cáritas todos los años es repartir ropa de abrigo a los que lo necesitan, ante las restricciones para el ingreso de donaciones desde otros países, el obispo aclaró que tienen provisiones suficientes como para continuar con el servicio. “Tenemos roperos aprovisionados y que es ropa que ya fue lavada y cumple con las normativas sanitarias”, agregó.

Contención espiritual 

DANIEL GUTIÉRREZ

El pastor evangélico Daniel Gutiérrez indicó que la reapertura de los templos es muy positiva. “Felicitamos al COE que nos abre esta posibilidad de volver a los templos, que está recibiendo el apoyo a nivel nacional”, agregó. Indicó que además de esto se pide que en adelante autoricen una reunión semanal respetando la distancia social, que es posible dado que los templos son espacios muy grandes. Además, solicitó que se permita que la asistencia sea familiar, es decir que puedan hacerlo pese a la terminación del DNI.  “Para nosotros la posibilidad de que nos habiliten los templos para ir a orar ya es muy bueno y entendemos que son medidas progresivas esperamos que en adelante se nos autorice a reunirnos toda la congregación”, agregó. 

Por otro lado, destacó el trabajo que se hizo durante todo el período de cuarentena, indicando que estuvieron trabajando con otras herramientas como las transmisiones online, redes sociales, llamados telefónicos y mensajes que mantuvieron el contacto fluido con los fieles.  “Los pastores hemos recibido un permiso como ministros que nos permitió visitar muchas familias y poder resolver algunas demandas. Los pastores aprovechamos muy bien el tiempo para revisar la trayectoria pastoral, mejorar nuestra relación con Dios y con el prójimo”. En cuanto a las necesidades surgidas en la congregación en la cuarentena, indicó que el pedido principal es apoyo espiritual pero que los pastores son conscientes de las necesidades económicas que están pasando muchas familias. Por lo que se trató de asistir a algunas familias con alimentos y otros elementos.