¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

12°
23 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Día Internacional del Dulce de Leche

La creación de este dulce tiene tantas versiones, que terminan generando una leyenda en torno a cómo es que realmente surgió. Por qué hoy se celebra su día, y receta para hacerlo en casa

Miércoles, 11 de octubre de 2023 09:14

Cada 11 de octubre se celebra el Día Internacional del Dulce de Leche. La fecha se instauró en 1998, por iniciativa del Centro Argentino de Promoción del Dulce de Leche.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Cada 11 de octubre se celebra el Día Internacional del Dulce de Leche. La fecha se instauró en 1998, por iniciativa del Centro Argentino de Promoción del Dulce de Leche.

La razón de que tenga su día radica en promocionar su consumo y producción, así como también seguir posicionándolo como un símbolo de la gastronomía argentina a nivel mundial.

La delicia es considerada Patrimonio Cultural del Río de la Plata, y precisamente en el hecho de que no lo sea en un solo país radica la polémica en torno a su origen.

Dónde nació el dulce de leche

Las leyendas sobre esta creación son tantas y tan variadas, que reúnen a personalidades del calibre de Marco Polo, Juan Manuel de Rosas, Juan Lavalle, Cristóbal Colón, José de San Martín y Santiago de Liniers.

Un fragmento del libro del historiador Daniel Balmaceda La comida en la historia argentina, da cuenta del origen criollo del dulce de leche. “Casi podríamos afirmar que el último rincón del planeta donde se creó el dulce de leche fue en la Argen­tina. Aquí el manjar tiene lugar de origen, fecha de nacimiento y, si me apuran, hora: Cañuelas, provincia de Buenos Aires, 24 de junio de 1829, por la tarde, en el horario de la siesta”, relata.

Y prosiguió: “La tradición sostiene que Juan Galo de Lavalle acudió a entrevistarse con su adversario Juan Manuel de Rosas en la estancia El Pino. Como el dueño de casa no estaba, Lavalle se acostó a dormir una siesta en el catre del dueño de casa. Una cocinera morena que estaba preparando lechada (leche de vaca con azúcar, al fuego para agregar al mate), concurrió al cuarto de Rosas para llevarle precisamente la mencionada infusión y, ¡oh, sorpresa!, se encontró con Lavalle. Confundida, acudió a la guardia y allí se enteró de que todo estaba bajo control. En todo caso, quien había perdido el control era ella; el de su olla: cuando volvió, la lechada se había empastado. Sin querer, había inventado el dulce de leche. Esa tarde, además, los mencionados contendientes firmaron un pacto, el de Cañuelas”.

La misma historia -de la criada a la que se le quemó la leche- también es contada con Napoleón Bonaparte como protagonista, y habría ocurrido en 1804. Sin embargo, hay versiones que dan cuenta de la presencia del dulce de leche años antes de la de Cañuelas en la historia local.

Así, cuando el General San Martín cruzó a Chile en 1817, alguien le ofreció dulce de leche, al que llamaban “manjar”. Al Libertador le gustó tanto que llevó una buena provisión a su campaña del Perú. Aseguran que en tiempos virreinales, cuando el vecino país era capitanía general, este producto ya había cruzado la cordillera y usado en la zona de Cuyo y en Tucumán, y que existen registros de los jesuitas al respecto.

Pero, tal vez, el dulce de leche viene de antes de los vientos de independencia. En 1806 estalló en Buenos Aires el escándalo de Ana Perichon, esposa de Tomás O’Gorman, y su romance con Santiago de Liniers. Se dice que para comienzos de siglo, la “Madama O’Gorman” que había nacido en 1775, tenía al dulce de leche entre sus recetas predilectas.

También hay quienes dicen que nació hace siglos en la India y en Indonesia y que cuando los conquistadores españoles se apoderaron de las Islas del Poniente y San Lázaro y las rebautizaron Filipinas, lo descubrieron y lo llevaron a América, y ahí se esparció por todo el continente.

También los brasileños entran en la puja. Ellos afirman que a mediados del siglo XVIII ya se elaboraba en Mina Gerais. Y en Rusia se recomienda pasar por alto afirmar que es un invento argentino. Para ellos es el “varione sgushonka” y ya lo hacían los tártaros, en los tiempos de Marco Polo.

Cómo hacer dulce de leche casero, paso a paso

El origen del dulce de leche también puede ser el hogar de quien desee aventurarse en preparar con sus propias manos este manjar.

Y bien puede ser la efeméride la excusa perfecta para poner manos a la obra.

Para hacerlo, se necesita:

- 1 litro de leche entera

- 250 gramos de azúcar

- 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

- Esencia de vainilla

Preparación:

Calentar la leche a fuego medio hasta que hierva. Una vez hervida la leche, bajar el fuego y agregar el azúcar, revolviendo constantemente con cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva completamente.

Cuando se haya disuelto el azúcar, agregar la esencia de vainilla y la cucharadita de bicarbonato de sodio. Y seguir revolviendo hasta que el color comience a cambiar para pasar del blanco a un tono marrón.

Conseguir la textura y color adecuados para el dulce de leche puede llevar hasta dos horas.

Temas de la nota