¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

López declaró ante Bonadio

Mediante un escrito negó haber cometido un delito con los alquileres.

Jueves, 02 de marzo de 2017 20:49

El empresario Cristóbal López y su socio, Fabián De Souza, negaron ayer haber cometido delitos al alquilar inmuebles a la sociedad Los Sauces, que integran la expresidente Cristina Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El empresario Cristóbal López y su socio, Fabián De Souza, negaron ayer haber cometido delitos al alquilar inmuebles a la sociedad Los Sauces, que integran la expresidente Cristina Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia.

López y De Souza presentaron escritos ante el juez federal Claudio Bonadio, en los que afirmaron que los pagos fueron legales y a precio de mercado.

"Soy ajeno a la supuesta organización delictiva", sostuvo López, al rechazar la "hipótesis de lavado de activos de origen ilícito" por la que fue citado a indagatoria.

Ambos fueron convocados porque el Grupo Indalo, del cual son directivos, pagó alquileres de "Los Sauces", de los Kirchner.

El empresario López entregó los contratos de alquiler de los departamentos, comprobantes de pago y pidió medidas de prueba.

Además, aseguró que ninguna de las empresas que alquiló propiedades a la sociedad de la familia de la expresidente fue "adjudicataria de contratos de obra pública", ya que la hipótesis de la fiscalía dice que el dinero aportado por locación a "Los Sauces" fue porque el kirchnerismo benefició a López y a Lázaro Báez con licitaciones.

"Debo aclarar que ni Alcalis de la Patagonia Saic ni Inversora M&S SA fueron empresas ajdudicatarias de contratos de obra pública u otras concesiones estatales nacionales", destacó.

Por otra parte, indicó que alquiló a "Los Sauces" en el edificio "Madero Center" porque él vivía allí con su familia, y que rentó el duplex de los Kirchner cuando quedó vacío en 2012, para "alojar personal técnico y administrativo" y evitar así tener que movilizarse. Según señaló, los alquileres fueron pagados bajo "parámetros de mercado" y fue conveniente porque tenía las "oficinas en el mismo edificio" en el que vive.

La semana próxima indagará por este caso a Cristina y a sus hijos.

 

Temas de la nota