¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

10°
18 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Argentina gritó victoria, pero al final sufrió mucho | Copa América, Chile, Lionel Messi, Grupo B

Miércoles, 17 de junio de 2015 00:00
GOLEADOR / SERGIO AGÜERO MARCÓ EL ÚNICO GOL DE ARGENTINA SOBRE URUGUAY.
Argentina derrotó anoche con justicia a Uruguay por la segunda fecha del Grupo B de la Copa América. Fue uno a cero en La Serena, Chile, pero al final terminó pidiendo en la hora cuando en realidad debió haber goleado.
El combinado nacional fue más que su rival en la primera etapa. Por actitud, juego y vocación ofensiva mereció irse al descanso por lo menos con dos goles a su favor, pero enfrente estuvo Fernando Muslera, arquero que históricamente siempre complicó a la "albiceleste".
El "Uno" impidió el grito de Di María, Pastore y Messi en tres chances claras de gol. Una muralla el argentino naturalizado uruguayo.
En el cierre de la etapa, Rolán de cabeza casi marcó la apertura, lo que hubiese sido una gran injusticia porque el "charrúa" rara vez pasó mitad de cancha.
Ya en el complemento, Argentina mantuvo su postura, pero se le hacía imposible llegar con claridad. También es cierto que centralizó demasiado el juego con un Messi que alternó buenas y malas. Sin embargo, Pastore "apiló" rivales, habilitó a Zabaleta por derecha. El lateral de Manchester envió un centro perfecto, que el "Kun" Agüero capitalizó de cabeza, inflando la red.
Muslera evitó que Messi marcara su tanto, tras pase del ingresado Tévez, pero en los últimos minutos el conjunto de Gerardo Martino retrasó sus líneas y terminó con el corazón en la boca, recordando que en su debut en la competencia tenía el encuentro ganado ante Paraguay y se fue con un amargo empate.
Cuando el partido estaba en su epílogo apareció la figura de "Chiquito" Romero, quien con voló como nunca para impedir que Hernández anotara la igualdad.
Argentina ganó con justicia, pero debe mejorar porque no es posible que termine pidiendo la hora.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Argentina derrotó anoche con justicia a Uruguay por la segunda fecha del Grupo B de la Copa América. Fue uno a cero en La Serena, Chile, pero al final terminó pidiendo en la hora cuando en realidad debió haber goleado.
El combinado nacional fue más que su rival en la primera etapa. Por actitud, juego y vocación ofensiva mereció irse al descanso por lo menos con dos goles a su favor, pero enfrente estuvo Fernando Muslera, arquero que históricamente siempre complicó a la "albiceleste".
El "Uno" impidió el grito de Di María, Pastore y Messi en tres chances claras de gol. Una muralla el argentino naturalizado uruguayo.
En el cierre de la etapa, Rolán de cabeza casi marcó la apertura, lo que hubiese sido una gran injusticia porque el "charrúa" rara vez pasó mitad de cancha.
Ya en el complemento, Argentina mantuvo su postura, pero se le hacía imposible llegar con claridad. También es cierto que centralizó demasiado el juego con un Messi que alternó buenas y malas. Sin embargo, Pastore "apiló" rivales, habilitó a Zabaleta por derecha. El lateral de Manchester envió un centro perfecto, que el "Kun" Agüero capitalizó de cabeza, inflando la red.
Muslera evitó que Messi marcara su tanto, tras pase del ingresado Tévez, pero en los últimos minutos el conjunto de Gerardo Martino retrasó sus líneas y terminó con el corazón en la boca, recordando que en su debut en la competencia tenía el encuentro ganado ante Paraguay y se fue con un amargo empate.
Cuando el partido estaba en su epílogo apareció la figura de "Chiquito" Romero, quien con voló como nunca para impedir que Hernández anotara la igualdad.
Argentina ganó con justicia, pero debe mejorar porque no es posible que termine pidiendo la hora.

Temas de la nota