¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

12°
18 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Llegó el invierno y con esta estación sus enseñanzas . . .

Miércoles, 28 de junio de 2023 01:02

Por: LIGIA DIONE MIRALLES, [email protected]

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Por: LIGIA DIONE MIRALLES, [email protected]

El invierno ha llegado, trayendo consigo algunas frías ráfagas de viento y la inevitable caída de las temperaturas. Pero más allá de las capas de abrigo y las tazas de chocolate caliente, esta estación también nos invita a reflexionar sobre las enseñanzas que podemos extraer de ella.

El invierno nos enseña la importancia de la paciencia. Así como los árboles desnudos esperan pacientemente la llegada de la primavera para florecer de nuevo, nosotros también debemos aprender a ser pacientes en nuestras propias vidas.

En un mundo donde todo parece avanzar a una velocidad vertiginosa, el invierno nos recuerda que hay momentos en los que es necesario detenernos, respirar y permitir que las cosas sigan su curso natural.

Además, también nos enseña sobre la importancia del autocuidado. Durante esta temporada, nuestras defensas pueden debilitarse y es vital tomar medidas para proteger nuestra salud y bienestar. Debemos alimentarnos adecuadamente, mantenernos hidratados y asegurarnos de descansar lo suficiente. Al cuidar de nosotros mismos, nos fortalecemos para enfrentar los desafíos que puedan surgir en nuestra vida cotidiana. También nos brinda una oportunidad para la introspección.

Cuando pasamos más tiempo en el interior, rodeados de calor y comodidad, es el momento perfecto para reflexionar sobre nuestros propósitos y metas personales. ¿Estamos satisfechos con el rumbo que estamos tomando? ¿Hay aspectos de nuestras vidas que necesitan ser ajustados o mejorados?

El invierno nos invita a buscar respuestas dentro de nosotros mismos y a encontrar el equilibrio necesario para alcanzar la plenitud. Asimismo, nos enseña a apreciar los pequeños momentos de alegría. Una taza de café caliente, una charla amena con un ser querido o el abrazo reconfortante de una manta suave son tesoros que el invierno nos regala.

Estos pequeños detalles nos recuerdan que la felicidad se encuentra en las cosas simples de la vida, y que debemos aprender a valorar y disfrutar cada instante, incluso en medio de las estaciones más frías.

Mientras leemos frente al fuego, mientras nos preparamos un tecito, podemos repasar lo que estamos sintiendo: conectarnos con lo que nos estuvo pasando, con cómo crecieron los hijos, con cómo fuimos cambiando nosotros. Cerrar un ratito los ojos y recordar las cosas lindas (o no tan lindas) que pasaron durante este tiempo y darles espacio a esas emociones.

Finalmente, el invierno nos muestra la importancia de la comunidad y el apoyo mutuo, nos invita a unirnos y cuidar de aquellos que más lo necesitan, ya sea compartiendo alimentos, donando abrigos o simplemente brindando una palabra de aliento, todo puede ayudar en los momentos difíciles. En conclusión, el invierno trae consigo enseñanzas valiosas para incorporar en nuestro desarrollo personal y así estar más cerca de ser nuestra mejor versión. Namasté. Mariposa Luna Mágica.

 

Temas de la nota