¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Gimnasia se hace fuerte en su estadio

Con gol de Gatti, de penal, el "lobo" le ganó ajustadamente por uno a cero a Santamarina. El equipo buscó siempre la victoria en el "23 de Agosto" y fue su mayor mérito ante un duro rival.
Lunes, 14 de marzo de 2022 00:19

Gimnasia, en el "23 de Agosto", sabe que no puede fallar. Y con errores y virtudes, con más coraje que fútbol -como pasó ayer-, ya lleva doce fechas sin conocer la derrota en Jujuy, contabilizando el torneo pasado y el actual de la Primera Nacional.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Gimnasia, en el "23 de Agosto", sabe que no puede fallar. Y con errores y virtudes, con más coraje que fútbol -como pasó ayer-, ya lleva doce fechas sin conocer la derrota en Jujuy, contabilizando el torneo pasado y el actual de la Primera Nacional.

Cuando militó en la "A", al promediar las décadas del 1990 y del 2000, su mayor virtud era hacerse fuerte en casa. Hasta River y Boca argumentaban "altura, calor, mala onda" y otras cosas a la hora de presentarse en el reducto de Gimnasia. Eran conscientes de que podrían volverse con las manos vacías.

Después, al "lobo" le costó sentirse cómodo en casa. Fueron años duros, con más sinsabores que alegrías. Ahora parece que la situación cambió.

En la víspera enfrentaba a Santamarina de Tandil, con la pesada carga haber sido goleado en Rafaela en la jornada anterior.

El equipo de Cristian Molins venía de un cachetazo impensado, pero tenía fe en que su cancha iba a borrar aquella imagen de hace siete días atrás.

ABRAZO FINAL | LOS JUGADORES SE SALUDAN DESPUÉS DE SUMAR DE A TRES EN EL “23 DE AGOSTO”.

Salió a decidido a sumar los tres puntos, con el mismo "once" que había caído en el "Monumental". Y aunque al inicio, la visita mostró algunos aspectos interesantes en cuanto a funcionamiento colectivo con un dibujo 4-2-3-1, después perdió la línea debido a la presión que ejercía el mediocampo "albiceleste".

Argüello, además, cumplió con su función de centrodelantero, aguantando la pelota, girando, complicando. Sólo le faltó el grito sagrado, pero gustó. Tuvo tres chances netas.

El "Tucu" Juárez supo mostrar su mejor versión, despegándose cada vez que pudo y "rompió" el esquema tandilense. Fue la figura.

Más allá de los merecimientos, la cuestión era que el balón no entraba. Y en el segundo tiempo, hasta la fortuna pareció conspirar en contra cuando Leandro González tiró un centro, se le escapó el balón de entre las manos a Temperini y Jara evitó el festejo. Santamarina avisó tibiamente con un disparo del ingresado Maidana que Luchetti se esforzó para contener.

Y el propio "Uno" en la acción siguiente sacó rápido del arco, un pelotazo de 70 metros que Leandro González guapeó en el área rival y que obligó a Palmieri a derribarlo. El árbitro Sebastián Martínez no dudó en cobrar el penal.

El también ingresado Francisco Gatti fue el encargado de ejecutarlo en dos oportunidades, porque en la primera atajó Temperini adelantado y puso las cosas en su lugar. El 1 a 0 final fue ajustado, pero justo porque premió a quien siempre quiso ganar.

Molins se fue muy conforme

ACCIÓN | DEL ENCUENTRO DE AYER ENTRE GIMNASIA Y SANTAMARINA DE TANDIL.

Después de la victoria del “lobo”, Cristian Molins, entrenador de Gimnasia y Esgrima, destacó que se fue “muy conforme con el rendimiento del equipo, fue un buen partido, en líneas generales fuimos superiores al rival en lo colectivo y con rendimientos individuales muy altos”.

“El estado de ánimo después del partido es de mucha felicidad, un equipo que lo habíamos analizado con los muchachos, es un equipo que siempre propone, que tiene buenos futbolistas, sabíamos que iba a ser abierto en líneas generales y que íbamos a tener nuestra oportunidad en algún momento del partido”, manifestó. Molins explicó que el equipo recuperó “muchas pelotas en el uno contra uno y los superamos en ese demarque, aparecieron las oportunidades”, sostuvo, no obstante reconoció que “no tuvimos la contundencia de otros partidos pero lo hablamos, debíamos tener paciencia y que el triunfo iba a llegar en algún momento”.

El adiestrador “lobo” declaró que “se hizo un despliegue importante, no habitual en la categoría, sabemos que hay momentos del partido que son mucho más favorables y fácil de jugar, pero tuvimos un momento donde no nos salían las cosas pero seguimos intentando, con virtudes y errores, el rival también juega y llegó un par de veces, pero siempre con la predisposición para ir a buscar siempre”.

En este sentido, dijo que “ojalá pudiéramos dominar al rival los 90 minutos, ser superior al rival, pero el que conoce la categoría sabe que es difícil, el año pasado no hubo un equipo que haya dominado todo el partido, pasaban por momentos los partidos y en esos momentos uno debe tener contundencia y este año tampoco”. Consultado sobre el juego que pretende de Gimnasia en comparación con la temporada pasada, comentó: “Hay una parte que es similar a la de la temporada pasada, mantener el orden defensivo, trabajar en zona, en ataque proponer un juego por las bandas y movimiento de los delanteros, pero le voy agregando algo propio, hay un plantel diferente y cada individualidad te va dando cosas distintas, eso se va viendo”, culminó Molins.