¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

13°
23 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Biblioteca Comunitaria “Churqui Choquevilca”

El poeta tilcareño hubiera cumplido 84 años, pero la muerte prematura se lo llevó a los 47. Su nombre invita a la reflexión sobre las personas con consumos problemáticos.
Miércoles, 17 de abril de 2024 01:01
LIBROS, INSTRUMENTOS MUSICALES | JUEGOS, PARA OCUPAR LA MENTE Y EL TIEMPO.

Este sábado a las 10.30, se inaugurará la Biblioteca “Churqui Choque Vilca”, en la ciudad de Tilcara, y en el marco del Mes Churquiano, tal como nombraron los organizadores a una serie de actividades para recordar el mes del natalicio del poeta de esta tierra.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Este sábado a las 10.30, se inaugurará la Biblioteca “Churqui Choque Vilca”, en la ciudad de Tilcara, y en el marco del Mes Churquiano, tal como nombraron los organizadores a una serie de actividades para recordar el mes del natalicio del poeta de esta tierra.

La biblioteca funcionará en la Casa Puentes Tilcara, ubicada en calle Padilla 786, con más de 400 libros que fueron donados desde Buenos Aires, Córdoba, museos, escuelas y personas particulares. Cabe mencionar que este proyecto tiene un profundo significado desde lo artístico y cultural hasta lo social y humano. Las casas puentes en todo el país pertenecen al programa Red Puentes, dependiente de Sedronar (Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina). Son Casas de Acompañamiento y Asistencia Comunitaria (Caac) para el abordaje del consumo problemático de sustancias.

La Casa Puentes de Tilcara funciona hace dos años aproximadamente, y está en manos del Movimiento Popular América Nuestra. Sebastián Sardina es músico, forma parte del movimiento y es uno de los responsables de la casa. Conversamos con él sobre esta inauguración que por un lado tiene el objetivo de reconocer y valorar, homenajear al gran poeta Germán “Churqui” Choquevilca, uno de los más exquisitos de nuestra tierra, quien falleció a los 47 años, por cirrosis a causa de su alcoholismo; y a la vez reflexionar sobre el acompañamiento necesario para que este flagelo no se lleve la vida de tantas personas. El 9 de abril, el “Churqui” hubiera cumplido 84 años, y en el marco de este mes de su natalicio, es que se organizaron actividades.

Sardina cuenta que hoy alrededor de veinte personas asisten a la Casa Puentes Tilcara, que abre durante el día, dando la posibilidad a las personas que se acerquen con esta problemática del consumo y su consiguiente situación de calle, de alimentarse, bañarse, lavar su ropa, descansar. Ese básicamente es el servicio de este espacio. En la casa de Tilcara, comenzó a vislumbrarse el arte como una de las patas de la contención, con algo de música y de poesía, y de a poco, fue surgiendo la idea de una biblioteca, que hoy es una realidad. Dicen los organizadores de este Mes Churquiano que la intención es realzar, y valorar la vida del poeta, generando actividades que propongan el encuentro con su poesía e historia.

EL EQUIPO | DE LA CASA PUENTES TILCARA, SUMA LA BIBLIOTECA.

Casa Puentes Tilcara es un espacio para el acompañamiento de personas con consumos problemáticos y situación de calle, a partir de estas actividades se busca concientizar sobre la militancia por la salud mental, por el cuidado y asistencia a personas afectadas, acompañar y no castigar. Entienden el arte y la cultura como “sostén de nuestros pueblos, herramientas de prevención y trabajo social”, según expresan. “Como sociedad es necesario reivindicar no sólo su poesía de una manera pomposa, si no también revisarnos y valorar la vida del ‘Churqui’, de una persona que tuvo problemas de consumo y canalizó a través del arte, y dejó todo su sentimiento plasmado ahí... Entregó su vida a la escritura, al arte y a Tilcara. En Casa Puentes, todos los días hacemos ese ejercicio, valorar a las personas más allá de sus problemas, de sus carencias, de sus errores”, asegura.

Inauguración

La apertura de la biblioteca este sábado incluirá la inauguración de una muestra de fotografías del poeta y una apertura a la lectura abierta de sus poemas. Y para cerrar el mes se lanzará un concurso de poemas con dos categorías: la primera para adolescentes de 13 a 18 años, y la segunda para escritores de 18 años en adelante. La Biblioteca Comunitaria en Casa Puentes Tilcara, “Churqui Choque Vilca” continuará recibiendo donaciones de libros, para más información al 388-4167983.

“La Biblioteca se viene armando desde hace un año”, cuenta Sardina, en conversación con nuestro diario, con las donaciones de libros. “También tenemos juegos de mesa, DVD, películas”, cuenta. Más allá del patrimonio con el que se cuenta para abrir sus puertas, “lo importante es que el nacimiento de esta biblioteca comienza a gestarse en este dispositivo Caac. El consumo de sustancias y la situación de calle a veces vienen unidos, esto acarrea también la desvinculación de la familia”, explica Sardina. “Nosotros trabajamos en este dispositivo desde las 9 hasta las 17. Se da desayuno, almuerzo y merienda. Ellos tienen que permanecer por lo menos cuatro horas con nosotros, para cortar el consumo. Se dan talleres de música, de carpintería, etc. Y pensamos en la biblioteca porque ellos leen mucho, les interesa. A partir de ahí comenzamos a darle más fuerza a la recolección de libros”, continúa Sardina.

FOTO INÉDITA DEL “CHURQUI”

El nombre de la biblioteca tiene que ver con todo esto, porque “Choquevilca es un poeta que tuvo que luchar contra los avatares del alcohol, y en Tilcara eso es una herida que todavía no la supimos curar bien, porque no hemos sabido poner el tema en la mesa. La poesía de él es muy alta, de gran excelencia y muchas veces se lo separa a Germán de una manera pomposa y romántica, pero después de su muerte. Muere joven a causa de un alcoholismo muy avanzado. Y nosotros acá trabajamos con muchos Churquis todos los días. Esta situación no ha cambiado en Tilcara”, asegura.

Aclara que en esta casa no se trabaja en la rehabilitación, sino en la disminución de los daños y los riesgos. “Esto quiere decir que la gente, con un plato de comida en la panza, y con un taller, u otra actividad, va a activar su cabeza y va a estar mucho mejor. Es muy posible que cuando cerramos la casa, ellos sigan tomando, pero nosotros trabajamos con sus libertades. Valoramos que el arte tiene capacidades en estas vidas. El ‘Churqui’ era un puentero (como les decimos a las personas que asisten a la casa) más, y le dedicó su vida a la escritura, canalizó a través del arte”, se explaya.

Otras actividades

En el marco del mes Churquiano, el sábado se concretó el encuentro “Canciones de resistencia”, donde cantautores y público en general compartieron música y reflexión. Y el lunes pasado se hizo la apertura de la 3º Temporada de Cineclub “El Caracol del Cerro”, con la película “La orilla que se abisma” del director Gustavo Fontan.