¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

10°
18 de Mayo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

¿Es malo dejar que un perro lo lama en la cara? Opinan los expertos

Los perros tienen patógenos perjudiciales en la boca.

Jueves, 24 de agosto de 2023 18:43

El contacto entre la lengua de un perro y la boca, nariz u ojos de una persona puede desencadenar una infección debido a la abundante presencia de bacterias en la boca del animal. La cavidad bucal de los perros alberga una variedad de microorganismos, bacterias y gérmenes. Aunque muchas de estas bacterias son inofensivas, algunas tienen el potencial de ser zoonóticas, es decir, capaces de transmitir enfermedades a los seres humanos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El contacto entre la lengua de un perro y la boca, nariz u ojos de una persona puede desencadenar una infección debido a la abundante presencia de bacterias en la boca del animal. La cavidad bucal de los perros alberga una variedad de microorganismos, bacterias y gérmenes. Aunque muchas de estas bacterias son inofensivas, algunas tienen el potencial de ser zoonóticas, es decir, capaces de transmitir enfermedades a los seres humanos.

La misma situación puede presentarse si la mascota lame las manos de su propietario y luego este se toca la cara. Es esencial considerar que los perros lamen todo lo que encuentran en su entorno, exploran su entorno utilizando su hocico y, además, realizan su aseo personal. Todas estas actividades contribuyen a la acumulación de patógenos perjudiciales que pueden ser transmitidos de los animales a las personas.

Riesgos potenciales de las lamidas faciales de perros

Transmisión de gérmenes: Los perros exploran su entorno con la boca y la lengua, lo que significa que pueden tener gérmenes, bacterias y otros microorganismos en su saliva. Permitir que un perro lama la cara de una persona podría potencialmente transferir estos gérmenes a la piel y las membranas mucosas, lo que podría aumentar el riesgo de infecciones.

Alergias y reacciones cutáneas: Algunas personas son alérgicas a los animales, incluidos los perros. El contacto directo de la saliva del perro con la piel o las mucosas podría desencadenar reacciones alérgicas, como picazón, enrojecimiento e hinchazón.

Opiniones de expertos en salud

Dra. María Gómez, Veterinaria: “Si bien es cierto que el sistema inmunológico de los perros es diferente al de los humanos y puede ser capaz de combatir ciertos gérmenes, aún existe el riesgo de transmisión de microorganismos que podrían causar enfermedades. Recomiendo precaución al permitir que un perro lama la cara de una persona, especialmente en aquellos con sistemas inmunológicos comprometidos.”

Dr. Roberto Morales, dermatólogo: “La piel humana es un ecosistema complejo de microorganismos, y la introducción de la saliva de un perro podría alterar ese equilibrio. Esto podría desencadenar problemas dermatológicos como acné, dermatitis y otras afecciones cutáneas”.

Cuidados a tener en cuenta

Es importante que las personas no dejen que los perros laman heridas o la boca, sobre todo a los niños.

En caso de que el perro le lama las manos, hay que lavárselas al instante y no tocarse la cara.

Evitar que lo lama en la boca, nariz y ojos.

Beneficios potenciales de las lamidas faciales de perros

Estimulación inmunológica: Algunos estudios sugieren que la exposición a una variedad de microorganismos puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico humano. Las lamidas de perros podrían introducir ciertos microorganismos que podrían tener efectos positivos en la salud inmunológica a largo plazo.

Alivio del estrés: Muchas personas experimentan una sensación de bienestar al interactuar con sus mascotas. Las lamidas de perros podrían liberar hormonas como la oxitocina, conocida como la “hormona del amor”, que puede reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

En última instancia, permitir que un perro lama la cara de una persona tiene pros y contras desde el punto de vista de la salud. Si bien hay beneficios potenciales, como la estimulación inmunológica y el alivio del estrés, no se deben subestimar los riesgos de transmisión de gérmenes y reacciones alérgicas. Los expertos recomiendan la cautela y el sentido común al permitir estas interacciones. Si una persona tiene un sistema inmunológico comprometido o es propensa a alergias, es aconsejable evitar las lamidas faciales de perros. En última instancia, la decisión debe basarse en el conocimiento de los riesgos y beneficios, así como en la consulta con expertos en salud.

Temas de la nota